Vilanova i la Geltrú

Guía de municipios
Conocida como La Habana chica en el siglo xix, Vilanova i la Geltrú es hoy una de las principales capitales de la cultura popular y tradicional de Cataluña. Els Tres Tombs o su carnaval, declarado fiesta patrimonial de interés nacional, son algunas de las fiestas que han convertido a la capital de El Garraf en un referente. Su espléndido paseo marítimo, donde conviven con armonía construcciones de estilo colonial con las casas de pescadores, su Rambla, eje social y comercial de la ciudad, y su amplia oferta gastronómica de cocina marinera y xató, hacen de Vilanova un lugar para ir y para visitarlo de nuevo.

Imprescindibles

- Ver el Carnaval.
- Comer xató.
- Visitar el Museu del Ferrocarril y la Biblioteca-Museu Víctor Balaguer.
- Vivir la festa dels Tres Tombs.

Sugerencias

  • Comarca: Garraf
  • Provincia: Barcelona
  • Localidad: Vilanova i la Geltrú
  • Extensión: 34
  • Habitantes: 62826
Está adherido a: Villas Marineras, Playa en Familia
Está adherido a: Villas Marineras, Playa en Familia

Situación geográfica

Vilanova i la Geltrú es un municipio de costa, situado en la comarca del Garraf. Limita, al norte, con Canyelles; al este, con Sant Pere de Ribes; con el Mediterráneo, al sur; y, al oeste, con Cubelles y Castellet i la Gornal.

Clima

El clima es mediterráneo litoral, con una fuerte irregularidad térmica y pluviométrica. En verano, las temperaturas son elevadas; en cambio, en invierno, son suaves y raramente se producen heladas. La época de más precipitaciones es el otoño, sobre todo los meses de septiembre y octubre; la época con menos lluvias es en verano, durante el mes de julio.

Actividades económicas

La actividad industrial tiene gran importancia en la economía del municipio, mientras que la agricultura ha sufrido una disminución drástica de los cultivos en los últimos años. La incidencia turística, pese a su condición costera, ha sido discreta.

Historia

El rey Jaume I otorgó la carta de poblamiento a Vilanova en 1274. Sin embargo, los hechos que dieron origen al surgimiento de un asentamiento urbano estable son muy curiosos: la marcha de muchos habitantes del término de la Geltrú a la zona costanera, que huían de la imposición del señor feudal, que obligaba a las mujeres que se casaban a pasar la primera noche con él (lo que popularmente se conoce como derecho de pernada). En aquella época se denominaba Vilanova de Cubelles.

Vilanova vivió un momento de especial efervescencia cuando, en el siglo XVIII, Carles III autorizó su puerto a establecer trayectos comerciales con América. El impulso social, económico y cultural que este hecho comportó fue indudable. Al crecimiento de la riqueza se añadió el surgimiento de las primeras entidades culturales, recreativas y de recreo.

La profusión de jardines donde estas asociaciones se reunían y el ambiente que se creaba hicieron que la villa fuera conocida, a principios del siglo XIX, como la Habana Chica.

Este mismo siglo la ciudad vio nacer algunos personajes cruciales para la historia contemporánea de Catalunya como Francesc Macià (1859-1933).

Qué ver

Vilanova vivió la fiebre de las riquezas americanas protagonizada por los famosos indianos, ciudadanos que al volver de las colonias invirtieron la fortuna atesorada en magníficas casas señoriales y palacetes, actualmente integrantes del patrimonio del municipio.

Por otro lado, la ciudad tiene una oferta museística muy considerable. Dispone de media docena de espacios expositivos, entre los que destaca el Museu del Ferrocarril, que dispone de la colección de locomotoras de vapor más importante de Europa.

También es relevante el fondo de la Biblioteca-Museu Víctor Balaguer, que reúne una importante pinacoteca de arte catalán de los siglos XIX y XX y una muestra etnográfica con testimonios de culturas de Oriente y de la América precolombina.

A esta oferta se añade el Museu Romàntic Can Papiol, que sirve como guía didáctica de la vida acomodada de esta época. El centro abre al visitante las puertas de una finca privada, donde se pueden observar con todo detalle los usos y costumbres domésticos y culturales del romanticismo.

Otros atractivos de la ciudad son la fortificación medieval o torre de Sant Joan, y el yacimiento ibérico de Adarró.

Qué hacer

El perímetro costanero acoge tres kilómetros y medio de playas que siempre se mantienen en un alto grado de catalogación. Destacan especialmente la de Ribes Roges, la de la Farola y la Llarga.

Sin embargo, no es éste el único aliciente que el mar ofrece a Vilanova. Su paisaje marítimo ofrece múltiples maneras de disfrutar del mismo, como las que despliega su puerto náutico, entre las que se incluyen cursos de submarinismo y prácticas como la pesca deportiva, la vela, el kayak, el piragüismo...

Para los que prefieran tener los pies en el suelo, también se ofertan otras modalidades deportivas, de las que destaca el golf: la escuela Portal del Roc ofrece cursos para todos los niveles y unas excelentes instalaciones.

Adentrándonos en el interior del término, más allá del núcleo urbano, podemos disfrutar de varias rutas que permiten descubrir los parajes menos evidentes de Vilanova: la Ruta de la Talaia, la de Mas Gros o la Ruta de les Masies nos ponen en contacto con un patrimonio que resiste espléndidamente el paso del tiempo.

Cerca del mar, en cualquiera de los locales de restauración esparcidos en la línea de la costa, se puede disfrutar de las especialidades gastronómicas de la zona. Sin duda, la más célebre es el xató, una ensalada hecha con escarola, bacalao, anchoas y la conocida salsa del xató, variante del romesco que da nombre y personalidad al plato. El xató vilanovense es tan conocido que ha situado el municipio dentro de la Ruta del Xató que engloba parte del territorio catalán.

Pero hay otras delicias autóctonas que no se pueden pasar por alto: especialmente productos específicos del mar, como las gambas o las cañadillas o caracoles de mar. Para los amantes de la gastronomía marítima, hay que recordar que una opción ineludible es hacer una visita a la lonja del pescado de Vilanova, abierta de lunes a viernes y que es una de las más concurridas del Mediterráneo.

La capital del Garraf también es conocida y reconocida por las actividades lúdicas y populares. De éstas destacan especialmente dos. Por un lado, la fiesta de los Tres Tombs, que se celebra cada año el día de Sant Antoni (el 17 de enero), cuando Vilanova se llena de carros engalanados y animales de compañía listos para ser bendecidos por su patrón.

La otra es, sin duda, el Carnaval. Desde el Jueves Lardero hasta el Miércoles de Ceniza, la villa se engalana con las mejores y más insólitas vestimentas para acoger esta fiesta, que combina la participación ciudadana con el desenfreno. Las comparsas y los personajes emblemáticos del municipio, como el Vidalot, toman el protagonismo y las calles.

También son importantes la Semana del Mar y el Festival Internacional de Mùsica Popular Tradicional, en julio.

Alrededores

- La Ruta Modernista de Sitges.
- El Parque Natural del Garraf.
- El castillo de Canyelles.
- La ruta litoral Sitges-Vilanova.
Está adherido a: Villas Marineras, Playa en Familia
Está adherido a: Villas Marineras, Playa en Familia
¿QUE TENEMOS CERCA?
Vilanova i la Geltrú
  • Vilanova i la Geltrú

  • Costa Barcelona

  • Vilanova i la Geltrú
  • Vilanova i la Geltrú

  • Costa Barcelona

También te puede interesar
#CatalunyaExperience nº3
Revista #CatalunyaExperience nº3
desktop_mac tablet_mac picture_as_pdf
Revista #CatalunyaExperience Nª2
Revista #CatalunyaExperience Nº2
desktop_mac tablet_mac picture_as_pdf
#CatalunyaExperience nº1
Revista #CatalunyaExperience nº1
desktop_mac tablet_mac picture_as_pdf