Gente en un estanco de la Vall de BoíGente en un estanco de la Vall de Boí

Vall de Boí

Guía de municipios

Localidad
Barruera, Boí, Caldes de Boí, Cardet, Cóll, Durro, Erill la Vall, Saraís, Taüll, Pla de l'Ermita
Comarca
Alta Ribagorça
Provincia
Lleida
Habitantes
1052
Superficie
220
Altitud
1111


En dos palabras

El municipio más grande de la comarca de la Alta Ribagorça es un conjunto de valles y cordilleras que contiene, entre otros patrimonios, uno de los conjuntos de iglesias románicas más impresionantes de Europa, declarado Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

Este atractivo, conjuntamente con la oferta de deportes de invierno y aventura, las terapias termales del balneario de Caldes y los parajes del Parque Nacional de Aigüestortes, hacen que esta zona de los Pirineos sea una de las más solicitadas por turistas y visitantes.

Por todo ello, el sector turístico y de servicios (además de la industria hidroeléctrica y la construcción) es el que aporta más riqueza al municipio.

Imprescindibles
- Hacer la ruta del románico de Vall de Boí.
- Pasear por el núcleo histórico del municipio.
- Visitar el balneario de Caldes de Boí.
- Esquiar en la estación de Boí-Taüll.
- Ir a la Fira de Barruera y las Jornadas Gastronómicas de la Seta.
Qué ver

La Vall de Boí va más allá del pueblo que es, ya que también reúne un conjunto de valles y cordilleras que se extienden desde el valle de Barravés hasta la vall Fosca. Todos los pueblos que hay en el valle reflejan un gran pasado, que se evidencia especialmente en las iglesias románicas de los siglos XI y XII. Sólo hay que ver los esbeltos y altos campanarios, que también servían de torres de vigilancia.

Ejemplos de estas iglesias son las de Cóll (Santa Maria de l’Assumpció), Cardet (Santa Maria), Barruera (Sant Feliu), Durro (ermita de Sant Quirc e iglesia de la Nativitat), Erill la Vall (iglesia de Santa Eulàlia), Boí (iglesia de Sant Joan) y Taüll (iglesias de Sant Climent y de Santa Maria).

El atractivo de estos pueblos no recae sólo en el legado románico, sino también en los núcleos históricos. De ellos podemos destacar los conjuntos de Erill la Vall, Cardet, Cóll, Durro, Boí y Barruera. Todos tienen en común que son pueblos muy pequeños (en Boí, por ejemplo, sólo están censados tres habitantes) y fáciles de recorrer a pie.

Al margen del patrimonio histórico, la Vall de Boí presenta otro incentivo, el balneario de Caldes de Boí. Situado al norte del municipio, sus aguas termales surgen de 37 fuentes de diversa composición minero-medicinal. Su situación permite, además, disfrutar del magnífico paisaje de las montañas y bosques de Barruera. El balneario también ofrece una inmejorable perspectiva del Parque Nacional de Aigüestortes-Estany de Sant Maurici, un espacio protegido.

Qué hacer

La mayoría de los pueblos que conforman el municipio de la Vall de Boí ofrecen un buen número de actividades que permiten conocer las tradiciones del lugar. Por ejemplo: la pila, que es un antecedente de los castillos humanos y que protagoniza la fiesta del Baile de Sant Isidre de Taüll; la Fira de Barruera o las Jornadas Gastronómicas de la Seta.

Otro elemento de interés es el deporte. Además de esquiar en la estación de Boí-Taüll (donde hay la cota máxima esquiable de los Pirineos catalanes, el pico de Puigfalcó, también conocido como Collbirós, de 2.751 metros), en el valle se puede practicar el senderismo por los caminos señalizados que unen a todos los pueblos del valle, la equitación, el descenso de barrancos, el parapente, o la escalada libre.En invierno, hay diferentes parajes donde se organizan salidas de trineo con perros o con raquetas de nieve.

Clima
El clima, que varía ostensiblemente en virtud de la topografía, es de tipo mediterráneo muy transformado por la montaña y la lejanía del mar. Las precipitaciones son escasas, aunque pueden ser abundantes en las cotas más altas (y en forma de nieve en invierno). En verano, el máximo de lluvias cae en las montañas; mientras que el mínimo es en invierno, en toda la comarca.
Alrededores
- El Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.
- La estación de esquí de Espot.
- La ruta del románico del Pont de Suert.
- El Centro de Fauna del Pont de Suert.
- Vielha.
Cuándo ir

Se trata de un territorio con tantos atractivos que se puede visitar en cualquier época del año: las iglesias románicas, Patrimonio de la Humanidad, y el Parque Nacional de Aigüestortes-Estany de Sant Maurici son sus principales exponentes, sin olvidar la estación de esquí Boí-Taüll o la estación termal. En verano, se puede practicar el senderismo y otros deportescomo escalada, hípica, parapente, caza y pesca, entre otros.

Son buenos momentos para visitar el municipio: las las Fallas de Sant Joan de Barruera y Boí, las fallas de Sant Quirc (a mediados de junio) o las de Erill la Vall o Taüll (julio). Por san Isidro (mediados de mayo) se celebra el famoso Baile de Sant Isidre en Taüll; también es conocido el Vía Crucis del Jueves Santo de Barruera.

Situación geográfica

Se trata de un territorio con tantos atractivos que se puede visitar en cualquier época del año: las iglesias románicas, Patrimonio de la Humanidad, y el Parque Nacional de Aigüestortes-Estany de Sant Maurici son sus principales exponentes, sin olvidar la estación de esquí Boí-Taüll o la estación termal. En verano, se puede practicar el senderismo y otros deportescomo escalada, hípica, parapente, caza y pesca, entre otros.

Son buenos momentos para visitar el municipio: las las Fallas de Sant Joan de Barruera y Boí, las fallas de Sant Quirc (a mediados de junio) o las de Erill la Vall o Taüll (julio). Por san Isidro (mediados de mayo) se celebra el famoso Baile de Sant Isidre en Taüll; también es conocido el Vía Crucis del Jueves Santo de Barruera.


Coordenadas GPS X: 0.800928924168124, Y: 42.505176591935601
Mapa
Fotos