Sitges (Agència de Desenvolupament del Garraf (NODE))Sitges (Agència de Desenvolupament del Garraf (NODE))

Sitges

Guide des municipalités

Localité
Garraf, Botigues, les, Montgavina, Ratpenat, Vallcarca, Baseia, Cal Llarg
Région
Garraf
Province
Barcelona
Habitants
25642
Surface
44
Altitude
10


En deux mots

L'ancien village de pêcheurs dénommé la « Blanca Subur » donna naissance à Sitges, synonyme de la culture, berceau du modernisme et ville de cinéma. Outre ses plages uniques et plus de 320 jours de soleil par an, Sitges marie ses traditions et sa sensibilité artistique à ses musées et ses palais, authentiques joyaux de l'architecture. Une ville pour découvrir des lieux incomparables, pour se promener et se détendre en bord de mer ou pour savourer une riche gastronomie où les produis de la mer sont traditionnellement à l'honneur.

Incontournables
- Parcourir la route moderniste et la route des américains.
- Se baigner sur les plages.
- Aller au Festival international du Cinéma.
- Visiter le musée Maricel.
- Visiter le musée Cau Ferrat, maison-atelier de Santiago Rusiñol.
Suggestions
- Ir a una de las playas más emblemáticas del municipio, la cala Morisca. Situada en una relativa hondonada y lejos de la línea costanera más visitada, es un rincón inmejorable para disfrutar del mar con tranquilidad y con unas aguas de primera categoría. La cala Morisca es ahora también una playa naturista.
- Entrar en la cervecería de Cau Ferrat, un local donde el placer de tomar una copa se mezcla con una experiencia artística inolvidable. Está situado en el antiguo Café Continental de la Ribera, que abrió en 1895 e invitó a los artistas ilustres de la villa a participar en su decoración. Por ello actualmente se puede tomar una cerveza rodeado de piezas visionarias del propio Rusiñol, entre otros.
- Visita virtual.
À voir

Sitges ofrece un perfil diverso, donde conviven vestigios antiguos con proyectos de rabiosa modernidad. Entre los primeros, hay que destacar el patrimonio arquitectónico que dejaron los indianos, que forma un conjunto estilístico de primer orden en el barrio antiguo.

A finales del siglo XVIII, con la promulgación de la ley de libre comercio, muchos habitantes de la villa se aventuraron a hacer fortuna en las Américas, especialmente en las islas caribeñas, entonces todavía bajo dominación española.

Una vez de regreso, los indianos (o americanos) readaptaron sus viviendas a las tendencias imperantes del momento en materia arquitectónica: así, regustos neoclásicos dan paso sucesivamente a apuestas modernistas y novecentistas.

De todo el grupo de edificios emblemáticos de este conjunto hay que destacar las casas de Salvador y Josep Mestres (finales del siglo XVIII) o las de Pere Jacas y Bartomeu Bascós (1821 y 1847, respectivamente). También hay notables construcciones modernistas, como la Casa de Pere Carreras en la Casa del Rellotge.

En torno a este patrimonio se llevan a cabo regularmente dos rutas que recorren sus aspectos más relevantes: la Ruta Modernista y la Ruta de los Americanos.

La oferta museística es amplia. El Consorcio del Patrimonio gestiona estos equipamientos y preserva su vitalidad año tras año. En este circuito museístico destaca el Museu Cau Ferrat, que fue la casa y estudio de Santiago Rusiñol. Situado en un emplazamiento que reaprovecha vestigios del antiguo castillo, reúne pinturas y dibujos del artista y de otras figuras del modernismo.

El Museu Maricel es el otro referente de este circuito. Construido siguiendo la inspiración del anterior, reúne obra medieval donada por el doctor Pérez Rosales y una sección dedicada a escultura catalana moderna y contemporánea. También incluye obras murales de Josep Maria Sert y una interesante pinacoteca donde se exhiben obras de artistas vinculados al municipio.

Hay que destacar la aportación crucial que hizo el artista Miquel Utrillo para dotar las instalaciones de una nueva estética, después de la marcha del mecenas del museo, el norteamericano Charles Deering. Las obras de Utrillo aportaron al centro un carácter más ecléctico y vistoso.

El tercer vértice de este recorrido es el Museu Romàntic Can Llopis, situado en una finca del siglo XIX. En él se pueden repasar las formas de vida cotidianas y las costumbres de una familia acomodada en plena eclosión del romanticismo.

Que faire

Su costa tiene diecisiete playas de arena fina, muy bien consideradas, entre las que destacan las dos situadas en la vertiente de poniente, que por el acceso relativamente difícil son una muy buena alternativa para los que buscan disfrutar del mar en un entorno más resguardado.

Este ecosistema costanero es objeto de una cuidadosa protección y divulgación: el Centre d’Estudis de la Mar organiza recorridos guiados para hacer descubrir el perfil medioambiental de la franja que une los litorales de Sitges y Vilanova i la Geltrú.

Los deportes tienen una amplia cabida en Sitges: su tradición marinera ha derivado en toda una serie de aplicaciones de ocio relativas al mundo del mar, que se reparten entre los tres puertos d el municipio: Port Ginesta, Garraf y Aiguadolç reúnen una oferta que incluye cursos, alquiler de veleros y cruceros, submarinismo...

Otro deporte que ha arraigado en Sitges es el golf, con su concurrido Club de Golf Terramar.

Sitges es también un municipio dedicado por completo a los negocios y al comercio. Así, por un lado, y a gran escala, encontramos el Sitges Convention Bureau, una institución que reúne a los mejores profesionales del ramo del turismo de Sitges y que funciona como gabinete de asesoría para visitantes y empresas, mediante el cual se recomiendan las mejores instalaciones para celebrar congresos y convenciones y que sirve como inmejorable plataforma de divulgación del patrimonio local.

Pero en Sitges también tiene importancia el pequeño comercio: más allá de la red que forman los establecimientos de la zona comercial, en un desvío de varias calles en el núcleo de la villa, el municipio pone a disposición del visitante una oferta comercial con elementos más pintorescos.

De esta oferta destacan el conjunto de establecimientos de anticuarios o el mercado al aire libre de los jueves, que se celebra desde la Edad Media. Dada la particular idiosincrasia turística del municipio, la localidad disfruta de libertad horaria en lo que respecta a comercios, hecho que permite pasearse por las tiendas hasta bien entrada la noche.

Otra buena opción para visitar la villa fuera de la temporada de verano es el Festival Internacional de Cine de Catalunya, que desde 1968, y bajo diferentes denominaciones, ha sido un escaparate de la producción cinematográfica mundial.

Las fiestas populares son también un muy buen aliciente para el visitante. Resultan especialmente atractivas la fiesta mayor, dedicada a Sant Bartomeu, o la fiesta del Corpus Christi, una de las más vistosas de Catalunya.

No debemos olvidar el Carnaval, desenfrenado y colorista, que tiene uno de los epicentros más significativos en la famosa calle del Pecat. No obstante, el origen del nombre se debe al vergonzante baño de sangre que se produjo en ella el 1 de mayo de 1838, cuando la villa intentó repeler el sitio de las tropas carlistas.

En el transcurso de este Carnaval se celebra una xatonada popular, momento que sirve a los presentes para reivindicar los orígenes de Sitges de este plato, ya que la primera cita documentada sobre él parece ser que salió de este municipio.

Climat
Sitges tiene, dentro del clima mediterráneo, un microclima especial, gracias al efecto protector de la sierra del Garraf. Durante todo el año el clima es suave, sin extremos con una temperatura media de 15 ºC en invierno.
Environs
- El Parque Natural del Garraf.
- El palacete Can Travé, en Cubelles.
- El castillo de Canyelles.
- El palacio Novella, en Olivella.
Période de visite

Sitges es un municipio con diecisiete playas y puertos deportivos; por lo tanto, entre mayo y octubre es la mejor época para visitarlo. No obstante, mantiene un encanto especial durante todo el año por su intenso ambiente festivo y cultural. Son fechas relevantes: el Carnaval, de finales de enero a principios de febrero; la fiesta mayor, del 21 al 27 de agosto, y el rally Barcelona-Sitges, en el que participan coches de época, en marzo; y el Festival de Cinema Internacional, en octubre. Sitges es también un reconocido centro turístico gay, y, además del verano, los fines de semana son un buen momento para acudir al municipio y disfrutar de sus locales y comercios.

Situation géographique

Sitges es un municipio con diecisiete playas y puertos deportivos; por lo tanto, entre mayo y octubre es la mejor época para visitarlo. No obstante, mantiene un encanto especial durante todo el año por su intenso ambiente festivo y cultural. Son fechas relevantes: el Carnaval, de finales de enero a principios de febrero; la fiesta mayor, del 21 al 27 de agosto, y el rally Barcelona-Sitges, en el que participan coches de época, en marzo; y el Festival de Cinema Internacional, en octubre. Sitges es también un reconocido centro turístico gay, y, además del verano, los fines de semana son un buen momento para acudir al municipio y disfrutar de sus locales y comercios.


Comment se déplacer Sitges cuenta con tres líneas de autobuses urbanos con horarios muy amplios, tanto los días laborables como los festivos, con una frecuencia de paso de treinta minutos.

Coordonnées GPS X: 1.81121920845314, Y: 41.234785122429692
Carte
Photos