Église Sant Joanipol et monument au comte Arnau Église Sant Joanipol et monument au comte Arnau

Sant Joan de les Abadesses

Guide des municipalités

Localité
Colònia Jordana, la, Colònia Llaudet, la, Sant Joan de les Abadesses, Solei Amunt, Solei Avall, Toralles, Baga Amunt, Baga Avall, Comafreda
Région
Ripollès
Province
Girona
Habitants
3565
Surface
53
Altitude
773


En deux mots

Sant Joan de les Abadesses a su préserver son passé médiéval en conservant un bon nombre de ses bâtiments, de ses rues, de ses murailles et même sa nomenclature médiévale.

Située sur la rive du Ter, cette commune possède un grand nombre de monuments, principalement d'origine romane, ouverts au public. On y découvre notamment le monastère de Sant Joan de las Abadesses, l'église de Sant Pol, le pont Vieux, le palais de l'Abbaye, la muraille et la rue Mayor, entre autres.

L'histoire de Sant Joan est liée à la légende du comte Arnau, seigneur féodal qui a fait parler de lui pour les abus qu'il a infligé à ses vassaux. La légende raconte qu'une nuit, il traversa les montagnes en passant par une galerie très profonde qui séparait son château et le monastère de Sant Joan pour séduire et enlever l'abbesse. De fait, le bagage historique de Sant Joan de les Abadessses lui a valu l'appellation touristique Terre de Comtes et d'Abbés qui inclut trois villages ainsi que la région du Ripollès : la capitale, Ripoll ; Campdevànol et Gombrèn.

Le village est également connu grâce à Joan Maragall (1860-1911) qui a écrit quelques-uns de ses plus beaux poèmes dans la maison située au 11, calle Mayor, comme Le Comte Arnau, les chants à la Vierge de Núria ou La vache aveugle.

Incontournables
- Visiter le monastère.
- Se promener dans la vieille ville.
- Goûter les desserts et les douceurs locales.
À voir

Sant Joan posee algunas de las edificaciones románicas más importantes de la comarca. La visita puede empezar por el monumento más conocido de la villa, el impresionante monasterio románico (siglo XII), donde destaca la talla de la Bajada de la Cruz. Desde aquí se puede caminar hasta la iglesia de Sant Pol (siglo XII), de la cual cabe resaltar la portalada.

Si nos adentramos a la villa vieja, creada en el siglo XIII según el modelo de las ciudades romanas, encontraremos la plaza Mayor, los restos de la muralla medieval y el Palacio de la Abadía (siglo XV), donde se conserva una sala románica llamada Tosca. En la calle mayor hay la casa donde veraneaba el poeta Joan Maragall. No muy lejos, en la fuente del Cubilar, hay un monolito que recuerda el poema La vaca cega.

Es recomendable también visitar los dos puentes, el Nuevo y el Viejo. El segundo, de estilo gótico, fue reconstruido siguiendo fielmente el original del siglo XII. En las afueras se pueden encontrar muchas ermitas románicas, como la de Santa Magdalena de Perella, o la antigua parroquia de Santa Llúcia de Puigmal.

Que faire

Existen distintas rutas para conocer Sant Joan y su entorno natural. Destacan las tres principales. Una, la llamada ruta del Hierro, consiste en recorrer los doce kilómetros de la vía del tren que unía Sant Joan con Ripoll y Toralles hasta los años ochenta. Este paseo ilustra el pasado industrial poco conocido de Sant Joan. es muy común hacerlo en bicicleta de montaña, ya que el Centro BTT del Ripollès está situado en el Albergue Rural la Ruta del Hierro, que se encuentra en la localidad.

La segunda propuesta consiste en hacer el camino que une las cuatro ermitas del término, tres de las cuales son románicas: Sant Antoni de Pàdua, Santa Llúcia de Puigmal, Sant Ponç de Aulina y Santa Magdalena de Perella. Desde la primera, donde hay una excelente zona de picnic, se obtiene una panorámica espectacular del valle y incluso se ve el Pedraforca, una de las montañas más importantes de Catalunya (2.947 metros), con dos cumbres que recuerdan la forma de un tridente.

En tercer lugar, se puede seguir una ruta que, partiendo del barrio antiguo, enlaza la gran cantidad de fuentes públicas de Sant Joan. El núcleo antiguo, formado en el siglo XIII, muestra unas calles entramadas de una forma muy peculiar, lejos de los trazados medievales. El esquema, de calles paralelas y perpendiculares, corresponde a los utilizados en la época romana. Las calles conservan la nomenclatura medieval, organizada según la agrupación gremial. Así, por ejemplo, tenemos la calle de los zapateros o la de los Tintes.

Siguiendo esta ruta, destacan la fuente de aguas sulfurosas de la Puda, la fuente del Cubilar (que inspiró Joan Maragall a escribir el poema La vaca cega) y la fuente de los Rojos, muy visitada por sus habitantes a principios del siglo XX, donde hay mesas y bancos para poder comer.

También podemos visitar la exposición que hay dentro del Palacio de la Abadía que contiene diecisiete maquetas de ermitas románicas de la comarca y el Centro de Interpretación del Mito del Conde Arnau.

Algunos de los productos típicos de la villa son los embutidos artesanales, los carquinyolis (dulce hecho a base de almendras) y la coca abadesa. Hay un establecimiento que ofrece leche fresca de payés.

El baile de los pabordes, que data del siglo XVI, tiene lugar durante la fiesta mayor, el segundo domingo de septiembre.

Climat
Clima de influencia continental, con precipitaciones abundantes por la afluencia de los vientos de levante y una variación térmica importante, con inviernos fríos y veranos frescos.
Environs
- El monasterio de Sant Pere, en Camprodon.
- El monasterio de Santa Maria Ripoll.
- La iglesia de Sant Pau de Segúries.
- La iglesia de Sant Martí, en Ogassa.
Période de visite

Especialmente en verano, se puede practicar el senderismo, por su proximidad a la emblemática montaña del Taga. Debido a su ubicación entre los núcleos monumentales de Ripoll y Camprodon (ruta del románico), y su legado historicoartístico, los fines de semana son buenos momentos para visitar Sant Joan de les Abadesses y su entorno. En verano (julio-agosto), se llevan a cabo representaciones teatrales sobre el mito del conde Arnau, que conmemora un hito historicomedieval. El segundo fin de semana de septiembre se celebra el Santísimo Misterio, que coincide con la fiesta mayor. En mayo se celebra una feria agrícola y ganadera por san Isidro.

Situation géographique

Especialmente en verano, se puede practicar el senderismo, por su proximidad a la emblemática montaña del Taga. Debido a su ubicación entre los núcleos monumentales de Ripoll y Camprodon (ruta del románico), y su legado historicoartístico, los fines de semana son buenos momentos para visitar Sant Joan de les Abadesses y su entorno. En verano (julio-agosto), se llevan a cabo representaciones teatrales sobre el mito del conde Arnau, que conmemora un hito historicomedieval. El segundo fin de semana de septiembre se celebra el Santísimo Misterio, que coincide con la fiesta mayor. En mayo se celebra una feria agrícola y ganadera por san Isidro.


Coordonnées GPS X: 2.2855745942324601, Y: 42.233402139332199
Carte
Photos