Experiencias para vivir la gastronomía catalana



La cocina catalana se puede saborear de múltiples maneras, no sólo a través de la buena mesa. Si eres amante de la gastronomía puedes vivir experiencias únicas, como disfrutar de un día de pesca junto a pescadores profesionales. Además, aprenderás a cocinar platos típicos catalanes, visitarás queserías, molinos de aceite y más de 300 bodegas que te permitirán conocer el territorio de la mano de sus productores.

¿Qué experiencia gastronómica buscas?
Saborear unas gambas de Palamós es en si un privilegio, pero todavía hay algo mejor: pescarlas tú mismo y degustarlas en el barco. El ambiente impregnado del aroma de mar que respiras potencia el sabor de las gambas. En ningún otro lugar volverás a sentir esa explosión de aromas marinos en el paladar.
¿Te han gustado las gambas y quieres saber más sobre el crustáceo y sobre los sistemas de pesca? Muy fácil. Acércate al Museu de la Pesca de Palamós. La exposición permanente y las actividades que organizan, te ayudarán a profundizar tus conocimientos sobre el mundo marinero de la Costa Brava.

Pero no sólo vas a comer gambas. Cataluña te propone una variedad de experiencias gastronómicas extensa. Puedes descubrir los orígenes del aceite, ingrediente fundamental de la cocina tradicional catalana, participando en la recogida de la aceituna; ponerte el delantal y preparar algún plato típico catalán en las aulas de cocina que hay por todo el territorio; degustar los embutidos de Vic en el obrador o viajar al pasado de la gastronomía catalana, para desvelar los secretos de la cocina del antiguo imperio romano elaborando tu mismo una receta milenaria. La cata final es casi obligatoria.

La ventaja es que en cualquier rincón de Cataluña, tienes garantizada una experiencia gastronómica.

Descubre los rincones de Cataluña a través de su gastronomía.

Experiencias gastronómicas




Ex. Barcelona, Gelida
    Ex. Barcelona, Gelida