¿Quieres conocer a creadores de experiencias?

 



¿Qué es lo más importante, una buena uva o un buen proceso de elaboración diseñado por un enólogo profesional? Como en el caso de la gastronomía, la materia prima es tan importante como el que la cocina.

En Catalunya existen centenares de bodegas que cuidan de sus viñedos y miman el proceso de elaboración para ofrecerte un vino de calidad. Son  creadores de experiencias para que las disfrutes.

Con este objetivo seleccionan la mejor uva, la combinan, la plantan en diferentes altitudes… Lo puedes ver tú mismo en una visita a cualquier bodega. Puedes pasear entre viñedos, a pie, en bici y hasta en segway.

Después viene la elaboración, la fórmula secreta que combina muchos años de experiencia y las innovaciones tecnológicas que se han introducido en el mundo de la enología.  Además, muchas de estas bodegas están apostando por la elaboración de vinos ecológicos. E incluso vinos biodinámicos, siguiendo los ciclos de la luna.

Las bodegas de Catalunya te abren sus puertas para que vivas experiencias en torno al vino: podrás participar en la vendimia, pisar la uva como se hacía antes, ver cómo fermenta en cubas de piedra o en botas de vino de roble, envasarlo, ponerle etiquetas y, evidentemente, probarlo. Además, puedes quedarte a dormir en muchas de estas bodegas y maridar el vino con la gastronomía de la zona.

¿Cuándo vienes? Las bodegas catalanas te esperan. Existen cerca de 300 bodegas para visitar. Ya puedes escoger.

Cada bodega tiene su receta secreta para elaborar unos vinos de alta calidad, con aromas y sabores variados. En Cataluña hay centenares que cada día trabajan para que disfrutes de la experiencia de catar su vino.



Ex. Barcelona, Gelida
    Ex. Barcelona, Gelida