Pueblos con encanto



Cataluña tiene la capacidad de sorprenderte en cualquier rincón. En ello tienen un papel fundamental los pueblos con encanto, pequeñas villas de menos de 2.500 habitantes o hasta 1.500 en su núcleo histórico, que parecen recién salidas de una postal. Te esperan a lo largo de toda la geografía catalana, tanto en la costa como en el interior.

El magnetismo de estos pueblos empieza por el atractivo estético y arquitectónico: han plantado cara al urbanismo contemporáneo y sus calles conservan una arquitectura homogénea y armónica. Su casco antiguo es auténtico, salvaguarda la esencia original con elementos decorativos y diseños típicamente regionales y locales. Además de velar por la tradición arquitectónica, preservan el entorno natural que les rodea.

También acogen algún Bien Cultural de Interés Nacional, así como una buena infraestructura turística para recibir a visitantes curiosos que quieran explorar los pueblos con encanto catalanes. ¿Tú eres uno de ellos? Entonces te interesa saber que en la villa mismo o muy cerca, a menos de diez kilómetros a la redonda, encontrarás oferta de alojamiento y restauración, comercio, empresas que organizan actividades u oficinas de información para que no se te escape ningún detalle. No te pierdas las fiestas populares, los mercados semanales y artesanos que organizan.

Estos pueblos te enamorarán por su belleza y por supuesto disfrutarás cuando te pierdas paseando por sus callejuelas. ¿Qué pueblo escoges?


Al magnetismo estético y arquitectónico, los pueblos con encanto de Cataluña suman una buena infraestructura turística para acoger a visitantes curiosos como tú.