Entrance moat of Montjuïc Castle.  (Nano Cañas)Entrance moat of Montjuïc Castle. (Nano Cañas)

Orson Welles y Serrallonga en la montaña de Montjuïc

Туристические маршруты

Категория маршрута
Кино
Время года
Круглый год
Средство передвижения
Для пеших прогулок
Уровень сложности
Для новичков
Дистанция, км
18
Указатели
No
Муниципалитеты по пути
Barcelona
Населенные пункты по пути
Barcelona
Туристический бренд
Барселона
Карта
Описание

La ruta cinematográfica por el entorno de Montjuïc se puede iniciar en su castillo, una fortaleza que corona la cima del monte y que tiene su origen en la Edad Media, cuando existía aquí una atalaya que advertía sobre la proximidad de los barcos.

El papel de este castillo en la historia del cine tuvo un hito importante en el rodaje de Campanadas a medianoche, película realizada por Orson Welles en 1965. El film, basado en el personaje de Falstaff, de Shakespeare, y protagonizada por el propio Welles, Jeanne Moreau y John Gielgud, convirtió el castillo en el palacio de Enrique IV.

La fortaleza ambientó también algunas escenas de Serrallonga, una miniserie de televisión basada en la vida del famoso bandolero y rodada en 2007 en distintos escenarios, incluidos algunos rincones del barrio gótico. El pasado militar del castillo contrasta con algunos de sus nuevos usos, mucho más lúdicos. Es el caso del museo del Cómic y la Ilustración, atractivo repaso de la historia de este arte gráfico, muy emparentado con el cine.

En torno al castillo, diferentes rincones de Montjuïc también han tenido una presencia habitual en la pequeña y la gran pantalla. Uno de los edificios que aún evocan esta presencia es el hotel Miramar, erigido sobre los antiguos estudios del mismo nombre, donde se iniciaron las emisiones de televisión en Barcelona, hace medio siglo. Los Estudios Miramar, en funcionamiento entre 1959 y 1983, ocupaban un edificio construido con motivo de la Exposición Universal de 1929. El largo historial del inmueble forma parte del encanto del nuevo hotel diseñado por el arquitecto Óscar Tusquets. Alrededor del establecimiento se extienden los espacios ajardinados por el paisajista Jean Claude Nicolas Forestier, realizados también con motivo de la Exposición Universal.

Bordeando Monjuïc, el recorrido de estos jardines permite disfrutar de una rica colección de esculturas de todos los estilos. Entre ellas destaca un monumento dedicado a Charlot, realizado en 1972, pocos años antes de la muerte del creador de este inolvidable personaje del cine mudo. La estatua, que se encuentra en el interior del antiguo recinto del parque de atracciones ya desaparecido, comparte este espacio con otras consagradas a la bailarina Carmen Amaya o al payaso Charlie Rivel, inmortalizado con su famosa silla.

El indiscutible encanto de Montjuïc ha servido de aliciente a la frecuente presencia de las cámaras. En sus laderas se ha rodado alguna secuencia de Lo mejor que le puede pasar a un cruasán, la comedia de Paco Mir interpretada por Pablo Carbonell y José Coronado, y Entre vivir y soñar, dirigida por Alfonso Albacete y David Menkes, y protagonizada por Carmen Maura y Alex Brendemühl.

Uno de los espacios más emblemáticos de Montjuïc es su cementerio, que se escalona en la ladera sur de la montaña, con buenas panorámicas sobre el mar.

El camposanto se remonta a finales del siglo XIX y atesora una notable colección de monumentos funerarios de entre 1883 y 1936, que incluyen estilos desde el Modernismo al Realismo, y que han dado origen a algunas rutas señalizadas. En la cima del se encuentra el nicho de Salvador Puig Antich, el joven anarquista ejecutado en 1974. Su proceso protagonizó la película Salvador, rodada por Manuel Huerga en 2005 e interpretada por Daniel Brühl, Leonor Watling y Tristán Ulloa. El film, con localizaciones en varios escenarios de Barcelona, dedicaba un emotivo recuerdo al entierro de Salvador Puig Antich.

Tuvo también un lugar destacado en Todo sobre mi madre, como decorado de uno de los momentos más intensos del drama de Pedro Almodóvar. La escena se desarrolla en las proximidades de la plaza de Sant Francesc, dentro del propio cementerio, donde tiene lugar el entierro del personaje interpretado por Penélope Cruz.

Desde el cementerio, la vista de los alrededores de Montjuïc es espectacular y abarca buena parte de la Zona Franca de Barcelona, cuyas instalaciones fabriles inspiraron algunas escenas de El maquinista, dirigida por Brad Anderson en el 2004.

La ruta por la ladera de este monte conduce al Palau Nacional de Montjuïc y ofrece una perspectiva amplísima de la ciudad condal y sus alrededores.

Entre el monte y la avenida del Parallel, que marca la línea fronteriza con el Raval, se extiende el popular barrio del Poble Sec. Este entramado de calles es el lugar de nacimiento de Jaume Sisa y Joan Manuel Serrat, dos cantantes que han tenido su presencia en la gran pantalla.

El Palau Nacional de Montjuïc, hoy sede del Museu Nacional d'Art de Catalunya, es un espectacular edificio de comienzos del siglo XX, construido con motivo de la Exposición Universal de 1929. En la parte posterior del palacio comenzaron a funcionar, en 1932, los Estudios Orphea, uno de los grandes platós cinematográficos de la época y el primer estudio de España donde se realizaron películas sonoras.

Tras la guerra civil, los estudios sufrieron un terrible saqueo y perdieron buena parte de su equipo, pero aún se mantuvieron en activo hasta los años cincuenta y en ellos trabajaron algunos de los cineastas más relevantes de aquellos años.

Cerca del palacio se encuentra otro de los espacios singulares de Montjuïc, el Poble Espanyol, que también nació con motivo de la Exposición Universal y que pretendía rendir homenaje a la arquitectura popular de distintas regiones españolas. Su plaza Mayor, que tomó como modelo la de la localidad segoviana de Riaza, fue el lugar escogido para dos de las escenas claves de El perfume, la película de Tom Tykwer basada en la exitosa novela de Patrick Süskind. La escena con la que se inicia la película está rodada en esta plaza, que simula ser la de la localidad francesa de Grasse. En ella, el protagonista de la trama, preso y encadenado, es exhibido en un balcón frente a una muchedumbre furiosa. La secuencia final, también rodada en esta plaza y que contó con la participación del grupo teatral La Fura dels Baus, muestra a Grenouille sobre un patíbulo, salvándose de ser ejecutado con ayuda de su laborioso perfume, mientras una multitud, compuesta por 800 extras, cae en una especie de orgía colectiva.

De nuevo en ruta, el trayecto cinematográfico pasa por el palacio de Victoria Eugenia, nacido también a raíz de la Exposición Universal de 1929, al igual que su gemelo, el palacio de Alfonso XIII. En los interiores del primero se construyeron buena parte de los decorados de Arachnid, una trama de terror dirigida en el 2001 por el estadounidense Jack Sholder, muy popular entre los amantes del género. La historia, interpretada por Pepe Sancho, Neus Asensi y una gigantesca araña alienígena, se ambientó en exteriores de Collserola y de la selva mexicana de Catemaco. Los interiores, que incluían cuevas y túneles, se recrearon en este elegante palacio.

La ruta prosigue por los antiguos escenarios de la Exposición Universal, pasando por la plaza de Espanya, donde se ambientó otra historia de acción, Cámara oculta, dirigida en 2006 por Bryan Goeres y que contaba entre sus protagonistas con la segoviana Lucía Jiménez.

En el mismo año, la plaza de Espanya añadía colorido a una escena muy distinta, la de cuatro de los personajes de Manuale d'amore 2 que cruzaban este lugar en su recorrido urbano a bordo de un Volkswagen Escarabajo. La comedia de Giovanni Veronesi que se convirtió en una de las más taquilleras en la historia del cine italiano contaba con numerosos escenarios en Barcelona. Entre ellos destacan el Parc de l'Espanya Industrial, que debe su nombre a una antigua fábrica textil de mediados del siglo XIX. El mismo paisaje estaría presente en alguna escena de Las vidas de Celia, el film de Antonio Chavarrías protagonizado por Najwa Nimri, Luis Tosar y Aida Folch.

La importancia de este paisaje fabril, transformado en el gran espacio verde del barrio de Sants, quedó inmortalizada en la historia del cine gracias a uno de sus pioneros, Fructuós Gelabert. El precursor del género documental en España rodó aquí, en 1897, unas imágenes de obreros saliendo de la fábrica que da nombre al parque.

Местоположение

Координаты GPS X: 2.16734, Y: 41.36488
Фотографии