Visita al monasterioo de Ripoll. Claustro. Workshop Pirineus 2008 Visita al monasterioo de Ripoll. Claustro. Workshop Pirineus 2008

Itinerario Norte: Etapa 3

Этапы

Категория маршрута
Архитектура, Готика и романское искусство, История, Маршрут с посещением культурных достопримечательностей
Время года
Круглый год
Средство передвижения
Для пеших прогулок, На велосипеде, На автомобиле, На автомобиле и пешком, На горном велосипеде
Уровень сложности
Для новичков, Для начинающих
Указатели
Точки интереса
Monasterio de Santa Maria de Ripoll
Santuario de Montgrony
Castillo de Matamala
Santa Maria de Lillet
Castellar de n'Hug
Sant Jaume de Frontanyà
Borredà
Sant Quirze de Pedret
Monasterio de Sant Llorenç
Parque Natural del Cadí-Moixeró
Gósol
Описание

El monasterio de Santa Maria de Ripoll es conocido como la «cuna de Catalunya» por la importancia que tuvo, conjuntamente con el monasterio vecino de Sant Joan de les Abadesses, en la repoblación del país después de la conquista cristiana sobre los musulmanes. La villa de Ripoll y su condado son un lugar magnífico para entender los orígenes de Catalunya y la época condal.

La tercera etapa del itinerario norte descubre una parte del condado de Ripoll y el condado de Berga, ya en la demarcación de Barcelona. Los lugares más característicos de esta etapa son el monasterio de Santa Maria de Ripoll, la mítica montaña del Pedraforca y la Vila Vella de Gósol. Pero como corresponde a una zona de tanta relevancia en la formación de Catalunya, hay una extraordinaria riqueza de puntos de interés arquitectónico e histórico que se pueden visitar en una estancia más larga.

Ripoll es el punto de partida de la etapa. La villa fue fundada por el propio Guifré el Pilós el año 880 y era el panteón de la familia condal de Barcelona. El monasterio de Santa Maria de Ripoll es una de las obras culminantes del románico del país, así como del romanticismo y la Renaixença, y un símbolo nacional catalán. Destaca la factura de su portada, donde el románico cristaliza definitivamente como arte; así como los capiteles del claustro y las tumbas de los condes.

Desde Ripoll, hay que ir aguas arriba del Freser hasta Campdevànol, de donde sale la carretera hacia la pequeña población de Gombrèn, en cuyo término se concentran dos monumentos de interés. El primero de ellos es el santuario de Montgrony, un lugar mágico donde se reúnen historia y leyenda, y donde se puede encontrar la capilla donde se venera la Virgen de Montgrony y, encima de unas escarpadas escaleras, la iglesia de Sant Pere.

Por otro lado, el castillo de Matamala es un palacio románico que sirvió de residencia a los barones del mismo nombre. Según la leyenda, en este edificio vivía el conde Arnau. Delante del castillo, también se pueden visitar los restos de la capilla de Sant Joan de Mata.

La misma carretera de Gombrèn conduce, después de numerosas curvas, hasta La Pobla de Lillet, ya en el condado de Berga. Allí se pueden visitar los restos de la canónica de Santa Maria de Lillet, donde destacan las dependencias monacales alrededor del claustro. Una carretera une esta población con la de Castellar de n’Hug, donde se encuentran las fuentes del río Llobregat y la iglesia de Sant Vicenç de Rus, que contenía unas importantes pinturas murales conservadas actualmente en el MNAC de Barcelona.

Hay que descender nuevamente hasta La Pobla de Lillet y dirigirse directamente hacia el sur por una carretera vecinal que recorre la Serra del Catllaràs hasta Sant Jaume de Frontanyà, pueblo orgulloso de ser el municipio más pequeño de Catalunya y de contar con una iglesia románica de ábside singular y proporciones casi perfectas.

Más al sur todavía, se llega a Borredà, donde se encuentra la iglesia de Sant Sadurní de Rotgers. Este templo presenta una característica única en el románico catalán: el degradado por medio del cual la bóveda de cañón de la nave se abre en el ábside.

La carretera C-26 conduce hasta Berga, después de cruzar Vilada y el pantano de La Baells. A la altura de la capital comarcal, hay que buscar las indicaciones hacia Sant Quirze de Pedret, un conjunto arquitectónico de gran interés en un emplazamiento idílico a la orilla del Llobregat. Lo más destacable son las pinturas murales obra del artista conocido como maestro de Pedret, expuestas en el MNAC de Barcelona.

Unos kilómetros río abajo y situada sobre una plataforma rocosa en la otra orilla, se levanta la iglesia de Sant Vicenç d’Obiols. Se trata de un notable ejemplo de arquitectura del siglo X, con arcos de herradura y rodeada por la necrópolis medieval de los abades de Obiols.

El itinerario cambia radicalmente de dirección, y hay que dirigirse hacia el norte por la C-16 hasta Guardiola de Berguedà, donde se encuentra la iglesia del antiguo monasterio de Sant Llorenç cerca de Bagà. La extraordinaria cripta, de idénticas dimensiones y estructura que el templo, es su elemento más destacable. Así como el singular aspecto exterior que presenta, producto de diversas fases constructivas.

Cerca de Guardiola de Berguedà, parte la carretera que resigue el río Saldes por los límites del Parque Natural del Cadí-Moixeró y ofrece las mejores panorámicas del Pedraforca, una montaña mágica y emblemática llena de leyendas de brujas y apariciones. En un día de cielo claro, su silueta, con una doble cima que se ha comparado con la horca del demonio, es una fotografía maravillosa.

Más allá de Saldes y del Pedraforca, la carretera llega hasta Gósol, un pueblecito de montaña donde la historia medieval sitúa a trovadores y cátaros en plena huída de la persecución que sufrían en Occitania. Una colina sobre la actual población conserva los restos del antiguo castillo y del pueblo, presididas por las ruinas de la iglesia de Santa Maria.

Местоположение

Координаты GPS X: -3.70034930149912, Y: 40.4166907261765
Фотографии