Del refugio de Niu d’Àliga al refugio de Serrat de les Esposes

Etapas

Época
Verano
Medio de locomoción
A pie
Nivel de dificultad
Iniciados
Distancia (km)
11,8
Duración (h)
4h
Desnivel positivo (m)
1400
Desnivel negativo
400
Señalización
Marca Turística
Pirineus
Descargar el módulo GPS
Mapa
Descripción

Bajando de la Tosa por el GR 150-1 encontraremos un berrocal que nos robará 10 minutos de atención, y después regresaremos al plácido paseo entre prados y bosque abierto. Pasamos por el Coll de Jou, un antiguo paso de contrabandistas y maquis, desde donde comienza la ascensión a las Penyes Altes. Los últimos 500 m de pronunciada rampa corroboran su condición de cima (2.279 m). Muchos catalanes se han iniciado aquí en el montañismo. El libro de registros hace gala de una paciencia inagotable.

Bajamos al prado de Moixeró. Un prado alpino, ejemplar del Parque, con su simpática mezcla de pastoreo y vida silvestre: caballos y vacas conviven con liebres, rebecos y grajillas. Aquí abandonamos el GR y bajamos, en dirección al cerro de Trapa, por unos bosques de abeto y pino negro que en primavera se colorean de arbustos como el codeso y el rododendro en los que se refugian el picaposte negro, el búho pirenaico y el piquituerto.

Una última subida nos conduce hasta el refugio de Serrat de les Esposes (1.511 m), muy popular en la Cerdanya, con una hermosa leyenda que explica su nombre.

Situación

Coordenadas GPS X: 1.893061, Y: 42.318930