Houses next to the Onyar river  (Servicios Editoriales Georama)Houses next to the Onyar river (Servicios Editoriales Georama)

Coll de Panissars-Alcarràs= Etapa 3a: de Bàscara a Girona

Этапы

Категория маршрута
Природа, Маршрут с посещением культурных достопримечательностей
Время года
Весна, Осень
Средство передвижения
Для пеших прогулок, На велосипеде
Уровень сложности
Для новичков
Дистанция, км
33
Продолжительность, ч
8
Указатели
Точки интереса
Murallas y plaza Mayor de Bàscara, Castillo-palacio de Orriols, Viladasens, Priorato de Santa Maria de Cervià, Medinyà, Sarrià de Ter, Parque de la Devesa de Girona, Call de Girona, Catedral de Girona, Fachada de l’Onyar, Girona
Описание

La ruta de Bàscara a Girona tiene dos variantes que confluyen en Medinyà. Se puede hacer camino por Orriols, Viladasens y Cervià de Ter o bien por Vilademuls y Terradelles. Ambas opciones permiten conocer pequeños pueblos agrícolas y ganaderos que conservan una belleza genuina.

La primera variante sale de Bàscara en dirección sur siguiendo al principio la carretera N-II y después un camino entre bosques que conduce a Orriols. La población se sitúa en una loma situada a poniente de la llanura altoampurdanesa. Su edificio más conocido, el castillo-palacio (siglos XVI-XVII), se ubica en el lugar más alto del pueblo y es una de las obras renacentistas más interesantes de la comarca. La fachada principal tiene un portal de arco de medio punto, con grandes dovelas.
Siguiendo por el GR-1 se cruza la autopista AP-7 y se toma la carretera GIV-6234 a la derecha. Después de caminar entre bosques y campos labrados, se llega a una pista asfaltada que lleva a Viladasens. En este pequeño pueblo encontraremos numerosas casas de los siglos XVI y XVII que destacan por sus elementos arquitectónicos renacentistas.

El siguiente punto de la etapa es Cervià de Ter. Para llegar allí hay que tomar, desde Viladasens, una pista que cruza dos veces la GIV-6234. En Cervià llama la atención la muralla, de la que podemos observar restos como la torre de las Horas, cilíndrica y coronada por un reloj, y el arco del Portal, muy bien conservado. Pero el edificio más emblemático de la villa es el priorato de Santa Maria de Cervià, fundado en 1053. El claustro consta de dos galerías originales y dos más añadidas en el siglo XVIII. La forma de los capiteles y la falta de decoración escultórica lo convierten en un ejemplar muy singular del románico catalán.
El Camino de Santiago prosigue por la orilla del río Ter entre bosques de chopos.

Un puente sobre la autopista AP-7 facilita el acceso a Medinyà. De la iglesia y el castillo de Medinyà, documentados desde principios del siglo XI, se conservan algunos portales y varios muros. Para ir a parar a Sarrià de Ter se tiene que pasar una vez más por debajo de la autopista y reemprender el camino de la orilla del Ter, conocido como camino del Congost. El pueblo está formado por dos núcleos: el de Sarrià de Dalt, habitado ya durante la época romana, y el de Sarrià de Baix, originado a principios del siglo XIX. El peregrino entra en el pueblo por la calle Mayor, por donde antiguamente pasaba el camino real de Girona a Francia y donde aún puede contemplar buenas muestras de arquitectura modernista.

Sarrià de Ter está muy cerca de Girona, a la cual se puede acceder tanto por la Vía Verde del paseo de la Devesa como por la calle de Bellaire. Hacia el siglo I aC, Gerunda fue un campamento militar situado en un lugar estratégico para controlar la Vía Augusta. Durante la época romana y medieval, esta fue la calle más importante de la ciudad. En su último tramo se puede visitar el Museo de Historia de la Ciudad, ubicado en el antiguo convento de Sant Antoni. Por sus inmediaciones serpentean los oscuros y estrechos callejones que forman el Call. Es uno de los antiguos barrios judíos mejor conservados de Europa. Subiendo por la calle de Sant Llorenç se encuentra el centro Bonastruc ça Porta, la última sinagoga de Girona, que actualmente acoge un centro de estudios que sigue la huella hebrea en España. Entre las calles de Sant Llorenç y Manuel Cúndaro hay las escaleras de la Pera, también conocidas como «la subida de la catedral». En cuanto al edificio de la catedral, hay que destacar las impresionantes dimensiones interiores y la dilatada cronología de construcción, que ha dejado vestigios de todas las épocas: desde el primitivo templo románico, consagrado en el siglo XI, hasta el siglo presente. Su nave es la más ancha del gótico europeo (22,98 metros). De entre las obras de arte que alberga hay que mencionar la ara del altar mayor, esculpida en alabastro, y la silla de Carlomagno, ambas piezas del siglo XI.
Por una puerta a la izquierda de la nave se accede al Museo Capitular de la Catedral, que posee una importante colección de obras de arte religioso. Destacan, entre muchas otras obras valiosas, el códice del Beatus, del año 975, la arqueta del califa de Córdoba Hixem II, realizada en plata, y el Tapiz de la Creación (siglos XI-XII), obra única en su género.
Los campanarios de la catedral y de Sant Feliu enmarcan la vistosa fachada fluvial del río Onyar, uno de los emblemas de la ciudad, que en 1983 fue objeto de un plan de rehabilitación modélico.

A partir de aquí se inicia un recorrido siempre ascendente por la Vía Verde en dirección a Olot, aunque la próxima etapa tiene su fin en Amer.

La ruta de Bàscara a Girona té dues variants que conflueixen a Medinyà. Es pot fer camí per Orriols, Viladasens i Cervià de Ter o bé per Vilademuls i Terradelles. Ambdues opcions permeten conèixer petits pobles agrícoles i ramaders que conserven una bellesa genuïna.

La primera variant surt de Bàscara en direcció sud seguint al principi la carretera N-II i després un camí entre boscos que condueix a Orriols. La població se situa a la carena d’un tossal a ponent de la plana altempordanesa. Seguint pel GR-1 es travessa l’autopista AP-7 i s’agafa la carretera GIV-6234 a la dreta. Després de caminar entre boscos i camps de conreu, s’arriba a una pista asfaltada que porta a Viladasens. El següent punt de l’etapa és Cervià de Ter. Per arribar-hi, cal agafar des de Viladasens una pista que creua dos cops la GIV-6234. L’edifici més emblemàtic de la vila és el priorat de Santa Maria de Cervià, fundat el 1053. El Camí de Sant Jaume continua pel costat del Ter entre boscos de pollancres. Un pont sobre l’autopista AP-7 facilita l’accés a Medinyà. Per anar a Sarrià de Ter cal passar un cop més sota l’autopista i reprendre el camí de la vora del Ter, conegut com a camí del Congost. El pelegrí entra al poble pel carrer Major, por on antigament passava el camí ral de Girona a França i on encara pot cotemplar bones mostres d’arquitectura modernista. Sarrià de Ter és a tocar de Girona, a la qual es pot accedir tant per la Via Verda del passeig de la Devesa com pel carrer de Bellaire. Pels seus voltants serpentegen els foscos i estrets carrerons que formen el Call. Hi trobem les escales de la Pera, també conegudes com "la pujada de la catedral", de la que cal destacar-ne les impressionants dimensions interiors i la dilatada cronologia de construcció, que ha deixat vestigis de totes les èpoques. Els campanars de la catedral i de Sant Feliu emmarquen la vistosa façana fluvial del riu Onyar.

A partir d’aquí s’inicia un recorregut sempre ascendent per la Via Verda en direcció a Olot, aturant-nos a Amer a la propera etapa.

Местоположение

Координаты GPS X: -3.70034930149912, Y: 40.4166907261765
Фотографии