Church of Santa Maria  (Servicios Editoriales Georama)Church of Santa Maria (Servicios Editoriales Georama)

Coll de Panissars-Alcarràs= Etapa 1a: de la Jonquera a Vilabertran

Этапы

Категория маршрута
Готика и романское искусство, История, Природа, Маршрут с посещением культурных достопримечательностей
Время года
Весна, Осень
Средство передвижения
Для пеших прогулок, На велосипеде
Уровень сложности
Для начинающих
Дистанция, км
32
Продолжительность, ч
8
Указатели
Туристический бренд
Коста-Брава, Пиренеи
Точки интереса
Collado de Panissars, Jonquera, la, Estrada, l', Biure, Santuario de la Mare de Déu del Roure, Molins y Pont de Molins, Vilabertran
Описание

El Camino Catalán de Santiago contempla dos posibles inicios: el Port de la Selva-Sant Pere de Rodes y la Jonquera.

El primero tiene el valor simbólico de partir desde la costa y permite, por lo tanto, atravesar Catalunya de parte a parte. Además pasa por el monasterio de Sant Pere de Rodes, que en la edad media fue el centro de peregrinaje más importante de la Península Ibérica después de Santiago de Compostela.

El segundo, en cambio, parte de la frontera con Francia y enlaza con una de las rutas europeas más seguidas desde tiempos antiguos por los peregrinos procedentes de Occitania, Italia, Alemania y los países del este de Europa. Esta variante parte exactamente del punto fronterizo, el collado de Panissars.

Para llegar a él, la mejor opción es desplazarse al pueblo del Pertús, en territorio francés. Allí hay que seguir la avenida de França y las calles del Mas Rimbau y del Fuerte de Bellaguarda. Ésta última es una carretera estrecha que sube gradualmente al castillo. Antes de llegar, encontramos el desvío, señalizado, que conduce al collado de Panissars. Por este lugar pasaba la antigua Vía Augusta, que, desde Roma, se dirigía a Cádiz. Aún hoy se conserva un fragmento de una calzada romana de más de cinco metros de ancho y dos grandes plataformas que eran las bases de trofeos erigidos por Pompeyo El Grande en el año 71 aC. También se encuentran las ruinas del priorato prerrománico de Santa Maria de Panissars. Las tareas de excavación permiten ver varias dependencias, como el nártex o pórtico, el claustro y la cocina. Además, muy cerca hay un hito fronterizo del siglo XVIII, un cementerio militar francés del siglo XVII y una torre fuerte con puerta elevada, aspilleras y matacanes defensivos muy vistosos.

Desde el collado, se toma el camino de cal Bel en dirección a la N-II. Al llegar a la collada de los Burros, hay que coger el camino de la derecha, cruzar la vía del tren, vadear el Llobregat d’Empordà por el puente de Sant Julià y tomar el cruce hacia el mas de la Granja. Allí se sigue un camino, en bajada, que atraviesa de nuevo el tren y el río.

Se llega así a la Jonquera. Plaza principal en el trazado de la antigua Vía Augusta, tras la firma del tratado de los Pirineos en el año 1659, que establecía la frontera entre Francia y España, la villa de la Jonquera adquirió importancia como paso fronterizo y como centro de actividad comercial. Hoy la población es una inmensa área de servicio con grandes restaurantes y supermercados. A la altura de la plaza del Ayuntamiento se encuentra ca n’Armet, mansión neoclásica de dos plantas que conserva en su interior salones con pinturas pompeyanas. Muy cerca, la iglesia parroquial de Santa Maria, del siglo XVII, presenta una nave con capillas laterales, crucero con cúpula y ábside semicircular. El campanario es de torre octogonal. La fachada es el único elemento que queda del antiguo templo del siglo XV y conserva elementos góticos. Saliendo del pueblo por la calle Mayor se pasa por el parque municipal d’en Lloveres y se bordea el río hasta la autopista AP-7, que cruzamos por un paso elevado. Allí se encuentran las marcas del sendero GR-2, que guían al caminante hacia l’Estrada pasando por los peajes y el área de servicio Porta Catalana.

L’Estrada es un pequeño pueblo con casas de piedra y el encanto que tienen los núcleos rurales del interior del Alt Empordà. El topónimo (proveniente del latín strata, ‘camino empedrado’) expresa claramente que el camino real pasó por aquí. El Camino de Santiago coincide aún en este tramo con el GR-2.

El itinerario pasa entre bosques de encinas hasta llegar al castillo de Mont-roig. Allí las dos rutas se bifurcan. La jacobea bordea la colina de la fortaleza y toma el camino del vecindario de Mont-roig, que finalmente conduce a Biure. El pueblo tuvo su origen en una posesión monástica de la alta edad media situada en la confluencia de los ríos Llobregat y Ricardell. Hoy es una pequeña villa de calles estrechas, empinadas y silenciosas que forman un núcleo muy escalonado, con casas de planta baja que habían sido antiguas bodegas. En la plaza del pueblo la paz es casi absoluta. La preside la iglesia de Sant Esteve con su campanario octogonal.

El camino prosigue primero por la carretera GIV-5043 y después por el camino dels Tramonts. Éste pasa por una loma donde se encuentran los restos del monasterio y el santuario de la Mare de Déu del Roure. El monasterio fue datado del siglo XV, aunque se han encontrado referencias que hacen pensar que su origen podría remontarse al siglo XIII. El santuario fue bendecido en 1638. Su estado ruinoso fue consecuencia de la batalla que se libró en este lugar durante la Guerra Grande, en noviembre de 1794.

Desde el santuario, un camino asfaltado conduce hasta Molins, uno de los dos núcleos del municipio de Molins y Pont de Molins. Molins está documentado desde el siglo X como posesión del monasterio de Sant Pere de Rodes. De su castillo, situado justo enfrente del pueblo, quedan bastantes elementos: la torre, las murallas y los restos de la capilla románica. Conocido con el nombre de torre d’en Buac, formaba parte del sistema defensivo de Llers (a cuyo término municipal pertenecía) y era uno de los once castillos que rodeaban esta población.

Siguiendo la pista, un kilómetro más allá aparecen las casas de Pont de Molins, que se alargan por el margen del Llobregat d’Empordà. En diferentes parajes del término se encuentran restos de antiguos molinos.

En el límite con el término de Cabanes, por dónde pasaba la Vía Augusta, señalizada con marcas amarillas y azules, se conserva el trazado del antiguo Camino de Calzada, que durante la época medieval fue la prolongación de un tramo de la Vía Augusta y era conocido con el nombre de Camino Francés.

 Saliendo del pueblo, la ruta jacobea va paralela a la carretera nacional durante 600 metros. A continuación sigue la orilla del río de la Muga hasta cruzar la carretera GIV-6024. Tras cruzarla se divisa Vilabertran, una localidad muy cercana a Figueres, donde el camino de la Jonquera confluye con la provinente del Port de la Selva y de Sant Pere de Rodes.

Un dels inicis del Camí de Sant Jaume és a la Jonquera, just al punt fronterer amb França, al coll de Panissars, on s’enllaça amb una de les rutes europees més seguides des de temps antic pels pelegrins procedents d’arreu d’Europa.

La millor opció per arribar al punt d’inici és desplaçar-se al poble del Pertús i pujar fins al Fort de Bellaguarda on abans d’arribar-hi, trobem el desviament, senyalitzat, que duu al coll de Panissars. Per aquest lloc passava l’antiga Via Agusta, que, des de Roma, es dirigia a Cadis. També s’hi troben les restes del priorat preromànic de Santa Maria de Panissars. Des del coll, s’enfila el camí de cal Bel en direcció a la N-II. Un cop a la collada dels Burros, cal prendre el camí de la dreta, travessar la via del tren, creuar el Llobregat d’Empordà pel pont de Sant Julià i agafar el trencall cap al mas de la Granja. Allà es pren el camí de baixada fins a la Jonquera. Ciutat de pas fronterer i important centre d’activitat comercial després de la signatura del tractat dels Pirineus l’any 1659. Avui, ciutat de serveis on hi destaquen la mansió neoclàssica de ca n’Armet i l’església parroquial de Santa Maria. Se surt del poble pel carrer Major, vorejant el riu fins a l’autopista AP-7, que creuem per sobre. Allà es troben les marques del GR-2 que duen a l’Estrada, passant pels peatges i l’àrea de servei Porta Catalana. L’itinerari passa entre boscos d’alzines fins a arribar al castell de Mont-roig, on es deixen les marques del GR-2 i es voreja el turó de la fortalesa i pren el camí del veïnat de Mont-roig, que finalment mena a Biure. El camí continua primer, per la carretera GIV-5043 i després, pel camí dels Tramonts, passant per un serrat on hi ha les restes del monestir i santuari de la Mare de Déu del Roure. Des del santuari, un camí asfaltat condueix fins a Molins. Seguint la pista, un quilòmetre més enllà apareixen les cases de Pont de Molins, que s’allarguen pel marge del Llobregat d’Empordà. Sortint del poble, la ruta jacobea va paral·lela a la carretera nacional durant 600 metres i després puja a l’asfalt durant 600 metres més. A continuació segueix la vora del riu de la Muga fins a creuar la carretera GIV-6024. Un cop creuada s’arriba a Vilabertran, a tocar ja de Figueres on el camí de la Jonquera conflueix amb el provinent del Port de la Selva.

Местоположение

Координаты GPS X: -3.70034930149912, Y: 40.4166907261765
Фотографии