Cavallers street historic quarter  (Miguel Raurich)Cavallers street historic quarter (Miguel Raurich)

Coll de Panissars-Alcarràs= Etapa 15: de Castellnou de Seana a Lleida

Этапы

Категория маршрута
Готика и романское искусство, История, Маршрут с посещением культурных достопримечательностей
Время года
Весна, Осень
Средство передвижения
Для пеших прогулок, На велосипеде
Уровень сложности
Для новичков, Для начинающих
Дистанция, км
32
Продолжительность, ч
8
Указатели
Туристический бренд
Террес-де-Льейда
Точки интереса
Castellnou de Seana, Iglesia de Sant Joan Baptista, el Palacio de Anglesola, Cooperativa de Sant Roc, el Palacio d’Anglesola, Iglesia de Sant Miquel Arcàngel, Bell-lloc d’Urgell, Parque de la Mitjana, Lleida (accesible), Seu Vella de Lleida, Castillo de la Suda, Lleida, Seu Nova de Lleida
Описание

Este tramo del Camino de Santiago ofrece al peregrino un panorama similar al anterior: campos de árboles frutales y maíz, salpicados aquí y allá de pequeños núcleos de población llenos, eso sí, de arquitectura y de historia. La etapa llega a su término en Lleida, capital de la «tierra firme», como la apodó Ramon Muntaner, que es también la mayor ciudad del trayecto desde Montserrat y la última que se encuentra en Catalunya, a falta tan sólo del pueblo de Alcarràs.

Se sale de Castellnou de Seana en dirección oeste, siguiendo de cerca el recorrido del camino real de Barcelona a Lleida y de la autovía A-2, y se llega a el Palau d’Anglesola después de encontrar las flechas amarillas que marcan la variante del camino de Barbens y la laguna de Ivars y Vila-sana. Se accede al pueblo pasando un puente sobre una acequia auxiliar del canal de Urgell. En la calle de Sant Josep hay todo tipo de servicios y en las cercanías se conservan antiguos callejones y casas señoriales que contrastan con las modernas cooperativas, donde se comercializan los coloridos productos de la huerta. En la plaza Mayor destaca la iglesia de Sant Joan Baptista, imponente edificio levantado a principios del siglo XVIII en estilo neoclásico. En la calle del Doctor Pont i Gol se encuentra cal Massot, casa señorial del siglo XVIII de la que sólo se conserva la fachada. Vale la pena fijarse en las obras de forja de los balcones. A dos pasos del cementerio está la ermita de Santa Llúcia, de propiedad particular y bastante bien conservada. En la calle de Urgell, que sale del pueblo en dirección a Manresa, se encuentra la Cooperativa Agrícola de Sant Roc, obra, como tantas otras en Catalunya, del arquitecto Cèsar Martinell, discípulo de Gaudí. Es un edificio novecentista, pero que también puede clasificarse como modernista por la utilización del ladrillo en las ventanas y columnas y el uso decorativo de la cerámica. Del pueblo se sale por la carretera de Fondarella (LV-3321), se toma después una pista agrícola asfaltada, se atraviesa la A-2 por un puente y se camina en paralelo a la autopista. Tras cruzar la vía del tren se accede a Bell-lloc d’Urgell, la última población antes de llegar a Lleida. La proximidad de Bell-lloc con la capital de la región y la autovía están favoreciendo el desarrollo de una industria que transforma los campos en polígonos industriales. En esta población, en el mismo margen de la carretera nacional, se encuentra la iglesia de Sant Miquel Arcàngel. De estilo colonial renacentista, tiene tres naves y una gran cúpula. Consagrada en 1952, fue construida enteramente con ladrillos, salvo los tres metros inferiores de la base, que son de hormigón y piedra. En sus techos es habitual ver cigüeñas. A ambos lados del templo nacen las calles más antiguas del pueblo. En la calle Mayor se encuentran las casas más nobles de la villa: cal Codina, ca la Fam o cal Pubill. Aún se conserva el portal románico de la antigua iglesia de Bell-lloc que se levantó donde anteriormente había una antigua mezquita.

De Bell-lloc a Lleida hay 15 quilómetros sin ningún otro pueblo en el camino. Alcoletge es la única villa que queda al alcance. Está señalizado un desvío del camino que permite acercarse a este pueblo, del que destaca la iglesia parroquial de Sant Miquel Arcàngel, un buen ejemplo de arquitectura barroca del siglo XVIII, y los restos del castillo, que fue una importante fortaleza sarracena. Los ilergetas fueron los primeros pobladores que se establecieron en los terrenos que hoy ocupa la ciudad de Lleida. Los líderes de este pueblo íbero, Indíbil y Mandoni, lucharon con valor pero no pudieron evitar la conquista romana. La posterior ciudad visigoda fue ocupada por los sarracenos y pasó a ser plaza importante de la frontera norte de Al-Andalus. Reconquistada en 1149, hasta el siglo XV experimentó un gran crecimiento urbano. Pero a partir de aquel momento y hasta el siglo XIX sufrió un retroceso demográfico casi ininterrumpido causado por epidemias, guerras y la emigración hacia Barcelona. Fue a partir del siglo XX que Lleida empezó a crecer de nuevo hasta convertirse en la espléndida ciudad que es hoy. El peregrino tiene que atravesar el Segre para acceder a la ciudad y lo puede hacer por el parque de la Mitjana, por el puente de Pardinyes o por el puente Viejo. Si lo hace por la Mitjana descubrirá uno de los pocos bosques de ribera que quedan en la plana aluvial del Segre. El parque está dotado con los elementos necesarios para que sea accesible para personas con movilidad reducida en gran parte de sus espacios e itinerarios. Entre otros elementos, cuenta con señalización para personas con deficiencias visuales y observatorios de aves con miradores a la altura de personas sentadas en silla de ruedas. Por dondequiera que se haya cruzado el río, no hay mejor acceso al núcleo antiguo que l’arc del Pont. Es la única puerta que queda del antiguo recinto amurallado después que fuera destruido en 1868 para ampliar la ciudad. La plaza de Sant Joan es lugar de encuentro de muchos ilerdenses, un amplio espacio desde el que se puede subir, por unas escaleras mecánicas, a la colina de la Seu Vella. Este conjunto es la joya arquitectónica del Segrià y se ha convertido en el símbolo indiscutible de la ciudad. La construcción se inició en el año 1203 en el sitio donde se levantaba una primitiva catedral paleocristiana y visigótica y, posteriormente, la catedral de Santa Maria l’Antiga. Se considera una obra de transición del románico al gótico, y probablemente constituye la pieza final de la rica tradición románica en Catalunya. El templo es de planta basilical de cruz latina, con tres naves y originalmente con cinco ábsides de estilo románico. Tres grandes rosetones hacen que el interior del edificio sea especialmente luminoso, a diferencia de la mayoría de edificios románicos. El claustro ocupa la cara principal del templo. Todas sus arcadas son diferentes y su excepcional ejecución es una inmejorable muestra de la belleza de la tracería gótica. En uno de los ángulos del claustro se erige el campanario. Es el único campanario gótico octogonal completo que se conserva en el antiguo territorio de la Corona de Aragón y, con sus 70 metros de altura, es también el más alto de Catalunya. De las dieciséis campanas que llegó a tener sobreviven dos. Si se tiene suficiente ánimo para subir los casi 250 escalones que conducen a la cima del campanario se puede disfrutar de una inolvidable vista panorámica de la llanura de Lleida.

En la misma colina donde se encuentra la Seu Vella, pero en un rellano un poco más elevado, hay el castillo de la Suda. Era el castillo-residencia del gobernador musulmán de Lleida en el primer cuarto del siglo VIII. El edificio fue destruido y sólo quedan algunas ruinas. Dentro de la extensa muralla que rodea la Suda y la Seu Vella se encuentran los jardines de Enric Granados y unas antiguas neveras o pozos de hielo. Vale la pena hacer mención del palacio de la Paeria, sede del Ayuntamiento de Lleida. Edificio del siglo XIII con fachada y patio interior de estilo románico, es una de las construcciones más significativas del gótico civil catalán, aunque recoge varios estilos arquitectónicos, fruto de intervenciones posteriores. Así, la fachada principal, que da a la calle Mayor, se muestra neoclásica. En la plaza de la Catedral se encuentra la imponente fachada de la Seu Nova. Está considerada como el primer edificio de estilo neoclásico de toda Catalunya. El Hospital de Santa Maria es, junto al edificio de la Paeria, una de las mejores muestras del gótico civil catalán que se conservan. Se levantó entre los siglos XV y XVI con el propósito de agrupar los siete hospitales existentes en la Lleida medieval. Bajando por la calle Mayor, en la confluencia con la calle de Cavallers, se encuentra la capilla de Sant Jaume o Peu del Romeu. Todos los años, el 24 de julio al atardecer, vigilia de Santiago, los niños de la ciudad salen con farolillos encendidos y acompañan en romería la imagen del santo por el trayecto que, según la tradición, hizo el apóstol de camino hacia Santiago de Compostela a su paso por estas tierras. Un camino, el del apóstol, que ya se acerca a la frontera de poniente del territorio catalán. La próxima y última etapa de la ruta de Santiago dentro del Principado finaliza en Alcarràs, aunque si el peregrino lo desea puede continuar hasta Fraga, capital de la comarca aragonesa del Bajo Cinca.

Aquest tram del Camí de Sant Jaume ofereix al pelegrí un panorama similar a l’anterior: camps d’arbres fruiters i blat de moro, esquitxats per petits i escadussers nuclis de població plens, això sí, d’arquitectura i d’història. L’etapa acaba a Lleida, la capital de la «terra ferma», com l’anomenà Ramon Muntaner, és l’última ciutat que es travessa a Catalunya, a falta només del poble d’Alcarràs.

Se surt de Castellnou de Seana en direcció oest, seguint de prop el recorregut del camí ral de Barceona a Lleida i de l’autovia A-2, i s’arriba al Palau d’Anglesola just després de trobar les sagetes grogues que marquen la variant del camí per Barbens i l’estany d’Ivars i Vila-sana. S’accedeix al poble passant un pont sobre un canal auxiliar del canal d’Urgell. Del poble se surt en direcció a Mollerussa, pel carrer d’Urgell. S’agafa la carretera de Fondarella (LV-3321), s’enfila després una pista agrícola asfaltada, es travessa l’A-2 per un pont i es camina en paral·lel a l’autovia. Un cop es creua la via del tren s’accedeix a Bell-lloc d’Urgell, l’última població abans de Lleida. En aquesta població, al peu mateix de la carretera nacional, es troba l’església de Sant Miquel Arcàngel, d’estil colonial renaixentista. De Bell-lloc a Lleida hi ha quinze quilòmetres sense cap altre poble entremig. Alcoletge és l’única vila que queda a l’abast. S’ha senyalitzat un desviament del camí que permet apropar-se a aquest poble. Els ilergets foren els primers pobladors que s’establiren en els terrenys que avui ocupa la ciutat de Lleida. Els líders d’aquest poble ibèric, Indíbil i Mandoni, lluitaren amb força però no pogueren evitar la conquesta romana. La posterior ciutat visigoda fou ocupada pels sarraïns i passà a ser plaça important de la frontera nord d’Al Àndalus. A partir del segle XX Lleida començà a créixer fins a convertir-se en l’esplèndida ciutat que és avui. El pelegrí ha de travessar el Segre per accedir a la ciutat i ho pot fer pel parc de la Mitjana, pel pont de Pardinyes o pel pont Vell. Si ho fa per la Mitjana descobrirà un dels pocs boscos de ribera que queden a la plana al·luvial del Segre. Sigui per on sigui que hom hagi creuat el riu, no hi ha millor accés al nucli antic que l’arc del Pont. És l’única porta que queda de l’antic recinte emmurallat després que aquest fos destruït el 1868 per ampliar la ciutat. El conjunt de la Seu Vella és la joia arquitectònica del Segrià i ha esdevingut el símbol indiscutible de la ciutat. Es considera una obra de transició del romànic al gòtic, i probablement constitueix la peça final de la rica tradició romànica a Catalunya. Al mateix turó on hi ha la Seu Vella, però en un replà una mica més elevat, es troba el castell de la Suda. Era el castell residència del governador musulmà de Lleida en el primer quart del segle VIII.

El Camí de Sant Jaume s’apropa a la frontera de ponent del territori català. La propera i última etapa de la ruta de Sant Jaume dins del Principat acaba a Alcarràs, tot i que si el pelegrí vol, pot continuar fins a Fraga, capital de la comarca aragonesa del Baix Cinca.

Местоположение

Координаты GPS X: -3.70034930149912, Y: 40.4166907261765
Фотографии