Detalle de la Casa Milà, La Pedrera.  (Lluís Carro)Detalle de la Casa Milà, La Pedrera. (Lluís Carro)

Barcelonès

Guide des co-marques

Marque touristique
Barcelona
Province
Barcelona
Offices de tourisme
Consell Comarcal


En deux mots

El Barcelonés es la comarca más pequeña de toda Cataluña pero a la vez la más habitada con mucha diferencia. Está formada por cinco municipios con una historia que se remonta a los pueblos prerrománicos. Pero sobre todo, no se entendería el auge de la zona sin la presencia del mar Mediterráneo.

Barcelona, capital de la comarca, ha sido el motor económico de Cataluña y, a su vez, es un referente mundial en cualquier ámbito, sobre todo a partir de la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992, en los que experimentó una gran transformación muy atractiva de cara a los turistas. De esta manera, ha acabado convirtiéndose en una de las ciudades más visitadas del mundo.

Incontournables
- Visitar los edificios modernistas de Barcelona, declarados Patrimonio de la Humanidad.
- Recorrer una de las calles de compras más importantes de Europa: el paseo de Gràcia.
- Ir a los restos arqueológicos romanos de Badalona.
- Vivir el festival de música Primavera Sound en Barcelona.
- Visitar el Parque Fluvial del Besòs.
- Pasear por el Barrio Gótico de Barcelona.
- Asistir a la "cremada del Dimoni" de Badalona.
Suggestions
- Subir al parque de atracciones del Tibidabo.
- Disfrutar del sol en las playas de su costa.
- Caminar por la calle de los Xiprerets de l'Hospitalet de Llobregat.
- Escuchar y ver el piromusical de las Fiestas de la Mercè de Barcelona.
À voir

El Barcelonés es una comarca habitada desde los pueblos íberos. Prácticamente en todos sus municipios quedan restos. Los encontramos en los yacimientos de Puig Castellar, en la sierra de Marina, en el núcleo de Santa Coloma de Gramenet, y en el poblado ibérico de Baitolo, en Badalona.

En Barcelona está documentada la existencia de poblados layetanos, aunque los romanos fundaron Barcino sobre la ciudad ibérica. El punto más elevado era el Mons Taber, muy cerca de la plaza Sant Jaume. Los romanos también dejaron una huella muy fuerte en Badalona, donde aún se conservan las termas y una casa romana.

Fuera de este período hay numerosos edificios de todas las épocas, algunos de los cuales son la torre medieval de l'Atalaya y las casas señoriales de Can Rigalt y Pubilla Cases de l'Hospitalet de Llobregat y el arco adrianense del siglo XIII de Sant Adrià de Besòs.

El renacimiento fue muy importante en la comarca y dejó edificios como la Torre Pallaresa de Santa Coloma de Gramenet, la Casa de l'Harmonia y la Casa d'Espanya de l'Hospitalet de Llobregat.

Eso sí, si un estilo marca el territorio catalán, y en especial el Barcelonés, ese es el Modernismo. Se puede seguir su rastro en el barrio de Montsolís de Sant Adrià de Besòs, en la Torre Baldovina de Santa Coloma de Gramenet, en la Casa Agustí o la Casa de Pavillard de Badalona. Y, en Barcelona, en espacios emblemáticos como el Hospital de Sant Pau, el Palau de la Música, la Casa Milà-La Pedrera, la Casa Batlló o la Casa Ametller, entre otros.

Los museos principales de estas ciudades complementan el repaso por su historia. En Santa Coloma está el Museo Torre Balldovina, el de Historia en l'Hospitalet, el de Badalona o el Museo de Historia de Barcelona, ciudad que también acoge el Archivo de la Corona de Aragón.

Precisamente, la capital catalana concentra una oferta cultural de renombre internacional con algunos de los centros museísticos más importantes del país como el MACBA o el MNAC. En este sentido, también destacan el Museo Picasso y la Fundación Joan Miró. En l'Hospitalet se encuentra además el Centro Cultural Metropolitano Tecla Sala, también dedicado al arte.

Ya en otro ámbito destaca el Museo de Historia de la Inmigración de Cataluña, que se encuentra en Sant Adrià de Besòs.

Las iglesias son un patrimonio caudal en cualquier municipio; hace falta resaltar el monasterio de Sant Jeroni de la Murtra de Badalona, la iglesia Major y la de Sant Josep Oriol de Santa Coloma de Gramenet, la iglesia románica de Santa Eulàlia de Provençana en l'Hospitalet, la Catedral de Barcelona, la de Santa Maria del Mar o la basílica de la Sagrada Família.

A parte de eso hay otros edificios dignos de ser visitados, como los que se encuentran en la calle de los Xiprerets de l'Hospitalet, el auditorio de Can Roig de Santa Coloma de Gramenet, el Puente de los Pasadores y la Central Térmica de Sant Adrià, la fábrica de Anís del Mono de Badalona o la Torre Agbar en Barcelona.

Que faire

Las playas del Barcelonés tienen una buena aceptación, tanto entre sus habitantes como entre los turistas. Las más importantes son la playa del Parc del Litoral de Sant Adrià del Besòs, la Barceloneta y la Nova Icària de Barcelona o la platja dels Pescadors y del pont del Petroli de Badalona.

Siguiendo con los parajes naturales, el Parc Natural de Collserola es un lugar habitual para ir a correr e ir en bicicleta de montaña, pero también acoge el Parque de Atracciones del Tibidabo y la Torre de Collserola, que cuenta con un mirador a 115 metros de altura.

Otro lugar de gran atractivo para practicar deporte es la montaña de Montjuïc, donde se encuentra uno de los espacios más conocidos para hacer escalada, el Rocódromo de Montjuïc. Aquí también está ubicada la Anilla Olímpica, que se construyó con motivo de los Juegos Olímpicos en 1992; la conforman el Palau Sant Jordi y el Estadio Olímpico Lluís Companys. Finalmente, el Parque Fluvial del Besòs es un espacio muy habitual para pasear en bicicleta.

El deporte está muy presente en esta comarca pero es el futbol el principal foco de atención gracias al Fútbol Club Barcelona y al RCD Espanyol. Con la Penya, el básquet se hizo un hueco en el país: el CB Badalona fue durante muchos años, tanto por éxitos deportivos como por simpatía, el club principal de Cataluña. Atletismo, ciclismo, tenis, vela, balonmano, waterpolo... prácticamente cualquier deporte tiene una competición de máximo nivel en la comarca.

El Barcelonès tiene un paisaje mayoritariamente urbano, por eso tienen gran importancia los parques y espacios verdes repartidos por todas las ciudades, que pueden recorrerse tanto a pie como en bicicleta. Así encontramos los parques de Can Zam y de Europa en Santa Coloma de Gramenet, el de Can Boixeres en l'Hospitalet, el Parque Güell y el Parque de la Ciutadella de Barcelona o el de Ca l'Arnús de Badalona.

En la ciudad de Barcelona es imprescindible hacer un recorrido por el Barrio Gótico, y pasear por las ramblas, donde puede visitarse el mercado de la Boqueria y llegar hasta la plaza de Sant Jaume, donde se encuentran los edificios del ayuntamiento y el Palau de la Generalitat. Más arriba, en la plaza de Catalunya, comienza el paseo de Gràcia, la vía comercial más importante del país, con tiendas de las grandes marcas de moda.

Las fiestas populares son un atractivo indispensable para la comarca y prácticamente cada barrio de los municipios tiene su fiesta mayor. Entre los grandes eventos destacan la Cremada del Dimoni de Badalona, la procesión laica de l'Hospitalet y las fiestas de la Mercè de Barcelona, con correfocs y el piromusical que se hace en las fuentes de Montjuïc.

Los teatros del Paral·lel, el Gran Teatre del Liceu y los grandes festivales de teatro como el Grec, y de música com el Primavera Sound y el Sónar completan una oferta cultural única en la capital.

Climat

El Barcelonés tiene un clima mediterráneo litoral, es decir, caluroso en verano y templado en invierno, aunque las temperaturas difieren según la población. La protección que ofrecen las montañas de Collserola evitan ventadas fuertes, menos las de Levante; mientras que el Mediterráneo atenúa la temperatura en invierno. La proximidad del mar ayuda a aumentar la humedad del ambiente, cosa que provoca una sensación de mucho calor en verano.

El otoño es la estación más lluviosa aunque, en general, el régimen de lluvias de la comarca es escaso e irregular.

Situation géographique

Coordonnées GPS X: 2.169687, Y: 41.387010
Carte
Photos